Openges

Trabajador autónomo agrario | Cómo tributa y cuánto paga

13 de junio de 2024
Trabajador autónomo agrario | Cómo tributa y cuánto paga

El trabajo en el campo, además de ser bastante duro, siempre ha tenido particularidades a nivel legal y fiscal. El autónomo agrario también las tiene. 

Por eso, si estás pensando en hacer trabajador autónomo por cuenta propia en el régimen agrario, esto te interesa 😉

Quién es un trabajador autónomo agrario

Un trabajador autónomo por cuenta propia es cualquier persona que sea propietaria o arrendataria de una explotación y desarrolle en ella una actividad de forma personal y directa

Entendemos por actividad agraria el conjunto de trabajos que son necesarios para obtener productos agrícolas, ganaderos y forestales. Entre ellos se incluyen la venta de los productos obtenidos en los mercados habilitados para ellos y también las actividades de gestión, dirección y gerencia de la explotación por parte de la agricultora o agricultor.

Así que ser agricultor sin ser autónomo no es buena idea a no ser que seas un trabajador por cuenta ajena. 

Requisitos para ser trabajador autónomo agrario

Para poder ser autónomo agrario en España es necesario cumplir unos requisitos, que varían en función de la actividad agraria que se lleve a cabo. 

Las principales exigencias legales y fiscales para el alta como autónomo agrario son: 

  • Ser propietario o arrendatario de la explotación agraria.
  • Realizar la actividad agraria de forma habitual, personal y directa
  • Que al menos el 50% de los ingresos anuales provengan de la actividad agraria.
  • Que los rendimientos netos anuales de la explotación no superen el 75% de la base máxima de cotización del Régimen General.

Con los tres primeros requisitos lo que se está haciendo es asegurar que sea el propio autónomo el que gestione directamente la explotación agraria y que ésta sea la fuente principal de sus ingresos. Debe tener derecho a obtener rendimientos de la explotación y trabajar directamente, aunque puede tener contratado personal asalariado. 

El último requisito tiene como objetivo que la incertidumbre de ingresos no sea una limitación para el autónomo agrario. Esto es así porque los ingresos suelen ser irregulares y variables, lo que dificulta la capacidad para cotizar a la Seguridad Social de forma regular. 

Diferencia entre RETA y SETA

El SETA es un sistema especial que se encuentra encuadrado dentro del RETA. 

Una de sus diferencias más significativas es que la cotización en el SETA se realiza sobre días efectivos de trabajo, y no sobre una base mensual fija.

Cómo hacerse autónomo agrario

Como ya te he explicado en el apartado anterior, el SETA se encuentra dentro del RETA. Así que, si quieres darte de alta en el SETA, deberás hacerlo a través del RETA, especificando en el formulario de solicitud que la actividad que vas a realizar es de tipo agrícola. 

Para darte de alta en el SETA debes seguir los siguientes pasos, empezando por preparar la información necesaria, que es:

  • El Código del Impuesto de Actividades Económicas (IAE) y el código de actividad CNAE según la actividad agraria que vayas a realizar.
  • Fecha de inicio de la actividad. 
  • Domicilio fiscal.
  • Estimación de los rendimientos netos anuales. Esto te ubicará en un tramo para establecer una base de cotización y los beneficios aplicables.
  • La Mutua colaboradora que cubrirá tus riesgos.
  • Una cuenta bancaria para domiciliar la cuota. Si no eres el titular, tendrás que aportar el número del documento de identificación del titular y una autorización expresa.

Luego deberás:

  • Entra en la página web de la Tesorería General de la Seguridad Social. 
  • Pincha en la opción Altas, bajas y modificaciones
  • Haz clic sobre Alta en trabajo autónomo.
  • Pincha en Solicitar alta
  • Identifícate con tu certificado digital.
  • Rellena todos los datos requeridos. 
  • Descarga el justificante de la solicitud.

Cuánto paga un autónomo agrario

El pago será distinto en función del tramo en el que se encuentre, siendo los porcentajes los siguientes: 

  • 18,75% cuando la base está entre 960,60 y 1152,60 euros al mes.
  • 26,50% cuando la base cotizada es superior a 1152,60 euros al mes.

Tarifa plana para autónomos agrarios

Los nuevos autónomos agrarios podrán acogerse a la cuota reducida

Se beneficiarán de la tarifa plana durante un año, pudiendo ampliar al segundo si no superan el SMI anual

Cotización en los autónomos agrarios

Vamos a ver cómo es la cotización en este régimen especial, que puede ser algo diferente al del resto de regímenes. 

Cotización por contingencias comunes en el sistema especial agrario del RETA

Los autónomos acogidos al sistema especial agrario pueden mejorar la cotización, incrementando un 3,3% o el 2,8% si el trabajador se acoge a la protección por contingencias profesionales o por cese de actividad.

Cotización por contingencias profesionales en el sistema especial agrario del RETA

Para la cobertura por accidentes de trabajo y enfermedades profesionales del autónomo agrario, se aplican los tipos de la tarifa de primas que se determinan en la disposición adicional cuarta de la Ley 42/2006, de 28 de diciembre, sobre la misma base de cotización para contingencias comunes escogida por los trabajadores autónomos inscritos en el Régimen Especial Agrario.

Los autónomos agrarios que no apliquen la cobertura total por contingencias profesionales tendrán que hacerse cargo de una cotización extra que equivale al 0,1%. El objetivo de esta cotización adicional es financiar las prestaciones por riesgo durante el embarazo y riesgo durante la lactancia natural.

Cotización por cese de actividad de los autónomos agrícolas

Los autónomos agrarios podrán cotizar de forma voluntaria para el cese de actividad. El tipo de cotización aplicable será el 2,20%. 

El autónomo agrario tiene sus particularidades, como hemos visto, pero es una gran idea para poner en marcha tu explotación agraria y comenzar tu negocio. 

Para todas las gestiones y trámites iniciales y todo lo que vendrá posteriormente te recomendamos una gestoría online, como Openges. De esta forma, tendrás tu negocio dentro de la legalidad y no tendrás que preocuparte por sanciones y recargos que puedan venir de Hacienda o la Seguridad Social por documentos sin presentar o con errores.