Openges

Los 31 mejores consejos para emprendedores

6 de junio de 2024
Los 31 mejores consejos para emprendedores

Los consejos para emprendedores son bien recibidos por todos a los que les ronda una idea por la cabeza y quieren ponerla en marcha.

Debido a la experiencia de otros, muchos de ellos pueden ayudarte a conseguir que el negocio de tus sueños funcione 😊

Consejos para emprendedores que inician un negocio

Al iniciar un negocio, los consejos de personas que ya han pasado por donde estás tú ahora pueden resultar realmente útiles.

Empieza con algo pequeño pero con la intención de hacerlo grande

Iniciar un negocio es algo bastante difícil, así que lo más recomendable es montar algo pequeño pero que tenga potencial de crecimiento.

Si tienes el control de los productos o servicios que vas a ofrecer inicialmente, luego poco a poco podrás ir añadiendo otras cosas. Así, podrás convertir tu empresa en un gran negocio de forma segura y controlada.

Elabora tu propio plan de negocios

En el plan de negocios se incluye toda la información necesaria que te ayudará a tomar las mejores decisiones.

Con estas previsiones de viabilidad y rentabilidad podrás tener una guía que te sirva para dar tus primeros pasos en el negocio.

Optimismo pero no en exceso

La ilusión del inicio hace que a veces se hagan previsiones demasiado optimistas que finalmente no se cumplen. Por eso, lo mejor es intentar hacer unas proyecciones realistas.

Ofrece algo dirigido a tu público objetivo

Quizás tus gustos y los de tus posibles clientes no coincidan. Así que procura conocer bien lo que quiere tu público para ofrecerle algo que les interese.

El dinero no es lo único que importa

Aunque uno de los objetivos principales de cualquier empresa sea ganar dinero, deben existir otras motivaciones. En caso contrario, cuando se presenten dificultades será más difícil superarlas.

Haz un control de gastos durante tu crecimiento

Un negocio siempre genera gastos. Y si quieres crecer probablemente necesites embarcarte en inversiones más grandes que te den lo necesario para poder ampliar tu negocio.

No obstante, siempre debes tener en la mente que los recursos son limitados y tener una planificación de gastos para no endeudarte demasiado y que tu negocio pueda funcionar con normalidad.

Actúa rápido

Aunque quieras analizarlo todo bien para que tu negocio funcione lo mejor posible, no lo hará si dejas pasar demasiado tiempo y la oportunidad desaparezca u otra persona la aproveche antes que tú.

La empresa es lo más importante

Todo el esfuerzo invertido en la creación de tu empresa hacen que en el plano profesional se convierta en la prioridad por encima de cualquier otra cosa. Sin embargo, también hay que saber dar el brazo a torcer y delegar cuando lo mejor sea que intervenga una persona especializada en un determinado tema.

Siéntete orgulloso de lo que haces

La dedicación a tu empresa, los esfuerzos y todo lo invertido deben hacer que te sientas bien con lo que haces y con quien lo haces. Tu proyecto es fruto de tu esfuerzo y de los que te acompañan en él.

Consejos para emprendedores que necesitan financiación

La necesidad de dinero al principio de un proyecto es uno de los problemas más importantes que suelen encontrarse los emprendedores. Así que pensar en la mejor manera de financiarse ayudará a que el negocio sea viable.

Analizar la viabilidad del proyecto

Solamente con la ilusión no es posible hacer funcionar un proyecto. Aunque tengas una gran idea para un negocio, lo mejor es analizar si la empresa que vas a montar es rentable y tiene posibilidad de crecimiento y expansión.

Establecer el presupuesto inicial

Una de las cosas más importantes cuando vas a poner en marcha un negocio es tener claro cuánto dinero necesitas para ello. De esta forma, podrás valorar todas las opciones de financiación y negociar las condiciones.

Definir una estrategia de financiación

Lo mejor será conocer las diferentes opciones de financiación a las que se puede acceder y cuáles son las mejores para ti.

Según las necesidades financieras que se tengan, habrá que elegir una u otra vía para no afectar a la salud financiera de la empresa.

Busca la financiación en el mejor momento

No te precipites en la búsqueda pero tampoco te duermas en los laureles. La financiación debe llegar en el momento oportuno para poder poner el proyecto en marcha.

Este punto está estrechamente relacionado con el anterior. 

Elige la financiación más adecuada para ti

Además de la financiación de la banca tradicional existen otras opciones.

Como nuevo emprendedor no debes caer en el error de elegir al azar. Lo más recomendable es analizar las necesidades y contratar el producto financiero que más se adapta en cada momento en la creación y el crecimiento de tu negocio.

De esta forma, la financiación será la adecuada para que todo funcione como debería.

Haz que los inversores te busquen a ti

Si tus productos o servicios son de calidad, llamarás la atención no sólo de tus clientes, que querrán adquirirlos, sino también de trabajadores que quieran formar parte de tu equipo y de los inversores.

Será una empresa atractiva para invertir en ella porque los posibles beneficios que puede reportar serán altos.

Consejos para emprendedores que deben contratar a su primer trabajador

Si tu empresa necesita más manos además de las tuyas, es una buena señal. A medida que aumenten las ventas, también tendrás que contratar más personal.

El equipo que trabaja contigo es fundamental para que todo fluya ☺️

Las personas por encima de los buenos profesionales

Aunque la titulación y la experiencia es lo que más se suele valorar a la hora de contratar a alguien, la confianza y la forma de ser es algo fundamental.

Cualquier cosa se puede aprender pero ser una buena persona no. Así que valora los aspectos personales por encima de los profesionales.

Sinceridad y transparencia

Cuando vayas a contratar a alguien, debes ser sincero sobre la situación de la empresa y la previsión de crecimiento que tiene.

Normalmente, cuando alguien quiere trabajar en una empresa de nueva creación se fija en otras cosas que no son necesariamente el dinero. Por ejemplo, un sector que les interese o un nuevo puesto de algo que les atraiga.

Dedica tiempo a tu equipo

Lo mejor es formar y ayudar al nuevo empleado a entender el funcionamiento de la empresa y el sector en el que se encuentra.

Mientras antes lo consigas, más valor podrá aportar en un menor tiempo.

Busca alguien con conocimientos generales

No contrates de inicio a un especialista salvo que sea estrictamente necesario.

Tener una visión general y poder aprender para especializarse en algo es mucho más valioso en una nueva empresa que una persona que tiene muchos conocimientos de una o dos áreas.

Comparte responsabilidades

Permitir a tus trabajadores asumir responsabilidades es una forma de demostrarles que los valoras. Eso sí, debes tener en cuenta que para descargar tu trabajo en ellos deben tener buenas condiciones laborales.

Enamórate de tu empresa y de la gente que pertenece a ella

Aprecia todo de ella, hasta sus debilidades. Todo lo que la hace única. Y trabaja cada día en hacerla siempre un poco mejor.

Esto mismo debes aplicarlo a tus trabajadores. Ellos hacen de tu negocio lo que es.

Lo mejor es conocerlos, orientarlos y ayudarlos a progresar junto con tu negocio. Si confían en tí, vincularán sus protecciones y metas profesionales con tu negocio y crecerán adaptando sus aptitudes a las necesidades y el desarrollo de tu empresa.

Con estos consejos puedes conseguir unos mejores resultados.

Consejos de marketing para emprendedores

Una buena idea no lo es todo. De hecho, si no hay personas que la conozcan y a las que le interese, no servirá como negocio. Por eso, el marketing es fundamental para una empresa de nueva creación.

Definir el Buyer Persona

El buyer persona es el público al que se dirige un negocio. Son las personas a las que puede interesarle el producto o servicio que ofrece.

Puedes intentar que tu producto se dirija a un gran número de personas, pero nunca a un público ilimitado. Esto es un gran error.

Si se tiene la audiencia del negocio muy segmentada, se consiguen clientes más fieles. Este tipo de clientes es el que hará la diferencia entre el éxito o no de una marca porque, además, suelen recomendar a otros clientes.

Para poder segmentar y definir claramente al cliente ideal hay que tener en cuenta algunos factores como el sexo, la edad, los hobbies, la zona de residencia o el poder adquisitivo. Así se podrá ajustar la oferta al tipo de audiencia al que se dirijan los productos o servicios.

Ofrece algo diferente

Aunque depende del sector en el que te encuentres, la competencia en el mercado es muy alta normalmente.

Para que tu empresa destaque frente al resto debe tener algo que los demás no tengan. Si no lo haces así pasarás desapercibido entre un montón de productos y servicios similares.

Fijar un presupuesto

En el momento en el que se inicia un negocio no suele sobrar dinero precisamente.

Pero, a pesar de que haya que tener un control de gastos estrictos, hay que incluir una partida para marketing.

Se establecerán unos objetivos de gasto, coste de adquisición, coste por lead y costo por clic, además de otras métricas que puedan resultar útiles.

Contenido para conectar con el público

Si generas contenido que pueda resultar útil a las personas, llegarás a tus potenciales clientes sin necesidad de invertir una gran cantidad de dinero.

Una vez que lleguen a ti por tus contenidos, deberán adquirir tus productos o servicios por ser únicos, novedosos o aportar algo distinto a la competencia. Con la diferenciación ganarás a tus clientes.

Aprovecha las ventajas competitivas

Todas las empresas suelen tener ciertas ventajas competitivas.

Si te aprovechas de los aspectos que te ayudan a destacar o tener un mejor desempeño que el resto de competidores, tu negocio irá mejor que el resto.

Comparte tus ideas

Si hablas con otras personas acerca de tu empresa, sus metas y las cosas que quieres conseguir con ella, el alcance será mayor y conseguirás llegar a más público.

Es una forma de hacer marketing gratuito. El boca a boca ayuda a darte a conocer. Además, tendrás la oportunidad de recibir los consejos de otras personas, lo cual te puede ayudar mucho en tu negocio.

Consejos para emprendedores jóvenes

Las personas jóvenes y de mentes inquietas pueden tener muy buenas ideas, que convierten en empresas rentables. Si es tu caso, te recomendamos seguir los siguientes consejos.

Empieza cuanto antes y no pares de aprender

No dejes para más tarde el inicio de tu proyecto. La idea es que te comprometas y des el pistoletazo de salida.

No es necesario que sea una decisión precipitada. Analiza y tenlo claro antes de empezar.

Analiza bien tu entorno, incluyendo oportunidades y amenazas, aprovecha tus fortalezas y suaviza tus debilidades.

La clave es aportar valor cada día para que, tanto tú como tu negocio, evolucionéis constantemente. No le des importancia al ritmo con el que avances si no a que sea constante y no te quedes estancado.

Haz algo que te guste

El éxito va a ir relacionado con el esfuerzo que le pongas tú como emprendedor a tu empresa.

Las horas de trabajo y las preocupaciones serán más agradables si te dedicas a algo que te apasione. Así tendrás la motivación para seguir y enfrentarte a todas las dificultades que puedan ir surgiendo por el camino.

No arriesgues en exceso

Debes analizar los riesgos para no perder tiempo y dinero pero sin caer en el lado opuesto, siendo excesivamente precavido.

No tengas miedo de cometer errores

Todo el mundo se equivoca. Sólo tratando de conseguir algo se llega a las metas deseadas.

De los errores se aprende. Y es así. Así que anímate a tomar el camino del emprendimiento que, si te equivocas, todo suele tener arreglo.

Ya tienes este montón de consejos para emprendedores para inspirarte y ayudarle en el momento de dar el paso a montar tu negocio.

Ahora nuestro consejo es que cuentes con una asesoría que te ayude con todos los temas legales, trámites y gestiones necesarios para poner en marcha una empresa. En Openges estamos dispuestos para ayudarte en todo lo que tú y tu empresa necesitéis.

Llámanos gratis

900 730 037